Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que las acepta.

Pistachos

PISTACIA (Pistacia vera)

Producción de variedades

  • Kerman
  • Larnaka
  • Mateur
  • Peter (polinizador)
  • C. Especial (polinizador)
Injertadas sobre patrones de Pistacia terebinthus, Pistacia atlántica y UCB1 Variedades de venta Pistacia Terebinthus, Pistacia Atlántica y UCB1 sin injertar en alveolo forestal y raíz desnuda.

Historia

El alfóncigo moderno, Pistacia vera, fue plantado por primera vez en Asia occidental. Su cultivo se extendió al mundo mediterráneo pasando por Irán Central, donde ha sido una cosecha importante durante mucho tiempo. El manuscrito escrito por Anthimus, a principios del siglo VI d. C. “De observatione ciborum” (Acerca de la observación de los alimentos) indica que los pistachos (pistacia en latín vulgar) eran bien conocidos en Europa hacia el final de los tiempos de la dominación Romana.

Para su venta en el mundo de habla inglesa, el alfóncigo se ha cultivado más recientemente en Australia, Nuevo México y California.3 El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) introdujo este árbol a California alrededor de 1904, pero no fue promovido como un producto comercial en California hasta 1929.

Propiedades

El alfóncigo crece hasta los 10 metros de altura y tiene hojas pinnadas, con 3 a 5 folíolos de 10-20 centímetros (4-8 pulgadas) de largo, que se desprenden en la estación fría. Es una planta desértica y por esto tiene una alta tolerancia al suelo salino. Se ha reportado que crece bien cuando se la irriga con agua que contiene 3000-4000 ppm de sales solubles. Los alfóncigos son bastante resistentes bajo las condiciones correctas, y pueden sobrevivir en temperaturas que van desde -10 °C en invierno, hasta 40 °C en verano. Necesitan estar orientados hacia el sol y en suelo bien drenado. Los alfóncigos no se desarrollan bien en condiciones de alta humedad, sino que son susceptibles a que sus raíces se pudran durante el invierno si reciben demasiada agua y el suelo no tiene suficiente drenaje libre. Se requieren largos veranos para la adecuada maduración del fruto. Las plantas son dioicas, tienen pies masculinos y femeninos separados. Las flores son apétalas y se reúnen en inflorescencias llamadas panículas (popularmente racimos).

El fruto es una drupa que contiene una semilla alargada, que es la porción comestible. Está cubierto por una piel carnosa fina, de color verde. En su interior, bajo una cáscara dura y blanquecina, la semilla, de un color verde pálido, está cubierta a su vez por una piel fina de tono malva, y tiene un sabor característico. Comúnmente considerada como fruto, esta semilla es para uso culinario. Cuando el fruto madura, la piel cambia del verde a un amarillo rojizo otoñal y su cáscara se rompe y abre parcialmente, de manera abrupta. A este rompimiento se le conoce como dehiscencia/eclosión y ocurre acompañado por un sonido audible. La tendencia a esta apertura es una característica que ha sido seleccionada por los humanos. Los cultivares comerciales varían en cuanto a cómo se abren. Cada alfóncigo da en promedio 50 kg de semillas cada dos años.
Precio
12€/und

Principales Plagas

  • Verticillium
  • Rosellinia
  • Pytophtora
  • Alternaria

Información

Aviso Legal

Política de Privacidad

Política de Cookies

Mapa del Sitio

Sobre Nosotros

Somos productores de plantas de almendro y pistachos a nivel internacional con una calidad y profesionalidad insuperables.

Nuestras instalaciones están situadas entre 700 y 1200 metros en diferentes parcelas para el cultivo de diferentes plantas y variedades.

El tiempo

Contacto

Huerta Jaime

Cabra del Santo Cristo (Jaén)

Teléfono: +34 665 78 95 83
             +34 691 24 69 07
             +34 685 17 30 11

Email: info@almendrosypistacias.com